MOVIL - MENOR A 768
TABLET - ENTRE 768 Y 992
PC - ENTRE 992 Y 1200
PC - MAYOR A 1200

Noticia

El Comité Aeroagrícola del Mercosur colaborará con la Cooperativa Barrio "La Juanita"

agosto 28, 2015

Partiendo del compromiso asumido a través del Comité con la sociedad, se anunció la importante colaboración  para la Cooperativa  Barrio La Juanita, quien dirige la Sra. Silvia Flores, con la finalidad de contribuir con el gran trabajo que viene desarrollando esta entidad,  para el bien de la comunidad y ayuda a necesitados.

Hasta 1995, Héctor “Toty” Flores era un vecino más del barrio, trabajador metalúrgico que, con la crisis de mediados de los ´90, pasó a engrosar las filas de los miles de desocupados.

Ese año comenzó a tomar forma el MTD, organizado desde un principio como un movimiento piquetero. Sú único objetivo era reclamar trabajo.

Después de interminables reclamos y cortes de ruta, llegó una propuesta del gobierno. Esta propuesta venía en forma de planes sociales. Para algunos, ésta no éra la solución ya que no correspondía con sus reclamos. Por ello, decidieron rechazar de plano esta forma de política asistencialista. Pero no todos los miembros del MTD pensaban de la misma forma, y luego de algunas discusiones internas el grupo decidió separarse. Allí nació el MTD La Matanza.

Los años siguientes a la separación fueron tiempos muy duros. El grupo de miembros del nuevo MTD La Matanza era muy reducido y su única fuente de abastecimiento eran las changas que cada uno pudiese conseguir y que ponían en común para apoyarse mutuamente. A pesar de las dificultades, permanecieron firmes en su postura sosteniendo que el asistencialismo era una amenaza para la cultura del trabajo, que el asistencialismo abatía a la persona.

No fue sino hasta 1999 que comenzamos a desarrollar algunos talleres productivos: un taller de serigrafía, un taller de costura y una editorial. En 2001 abrimos una panadería, la cual nos llevó dos veces a la quiebra antes de convertirse en un emprendimiento sustentable.

Nuestra finalidad como movimiento está no sólo en emprender proyectos en pos de la reinserción laboral, sino también en transmitir la cultura del trabajo. A estos fines, en septiembre de 2001 ocupamos un predio donde anteriormente funcionaba una escuela privada cuya arquitectura había comenzado a ser desmontada como consecuencia de los robos reiterados. En abril de 2002, el predio que habíamos ocupado fue comprado y cedido en comodato al MTD La Matanza por el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), para llevar adelante una escuela. En esta instalación se emplazó el predio de la agrupación al que denominamos “Centro para la Educación y Formación de Cultura Comunitaria” (CE-FoCC). Éste fue un primer gran paso hacia la consecución de nuestro objetivo.

En diciembre de 2002, entraramos en contacto con la Fundación Poder Ciudadano, con la cual trabajamos conjuntamente durante varios años. Esta organización ha sido un importante aliado para nuestros proyectos.

En febrero de 2004, recibimos una donación de un grupo de empresarios vinculados a la Confederación General de Empresarios (CGE). Esta donación fue destinada al financiamiento de la refacción de las aulas de la escuela que no habían sido destinadas al desarrollo de los emprendimientos.

Pocos meses después, en abril, fue anunciada la continuación de las obras de extensión de la red de gas natural que beneficia a todos los habitantes del Barrio “La Juanita”. Además recibimos por parte de Gas Natural BAN una donación de 8 estufas de tiro balanceado para sus instalaciones. A su vez, el proyecto contempló la instalación de gas para el jardín comunitario que se llevó a cabo en el mes de junio.

De esta manera, en mayo de ese mismo año pudimos abrir las puertas del Jardín de Infantes comunitario “CIeL”, Crecer Imaginando en Liberatad, y recibir a los primeros 53 alumnos. Quedó constituido así el primer eslabón del Complejo Educacional y Productivo “Raoul Wallenberg”.

Otro claro ejemplo de la importancia del vínculo desarrollado con la Fundación Poder Ciudadano puede observarse en la relación que establecimos con el diseñador Martín Churba. En marzo de 2004 presentamos conjuntamente el programa “Pongamos el trabajo de moda para siempre”. La campaña fue concebida por la ONG, el creador de la marca Tramando y nuestra Cooperativa con el fin de volver a sembrar la cultura del trabajo en la población. El icono de la campaña fue un guardapolvo especialmente diseñado por Martín Churba. La confección de los primeros 350 guardapolvos pudo llevarse a cabo gracias a la donación de la tela por parte de INTA, a través de su marca ARCIEL, y a la mano de obra de los trabajadores textiles del taller Casa Quintás, quienes luego capacitaron a los integrantes del taller de costura de la Cooperativa. También colaboraron en este primer momento, la Fundación Pro-tejer, que donó el dinero para hacer el estampado, y el Grupo Pampa, que les abrió las puertas de la feria Fashion Buenos Aires, donde Poder Ciudadano ofreció el guardapolvo a cambio de una donación. Lo recaudado durante los 4 días que duró esta feria fue destinado a impulsar el taller de costura de la cooperativa.

En septiembre de 2004, a partir de la reactivación de dicho taller, el MTD de La Matanza realizó una primera exportación de 50 guardapolvos a Japón que fueron vendidos a un precio de 50 dólares cada uno. Más allá de esta posibilidad de venta al exterior, las perspectivas del taller en el mercado local son alentadoras.

En junio de 2005 nuestra panadería “La Masa Crítica” dejó atrás la etapa artesanal al industrializarse, gracias a la contribución de la Agencia de Cooperación de la Embajada de Canadá en Argentina. Hoy, nuestra panadería continúa trabajando a pleno funcionamiento.

Otros emprendimientos actuales son el Taller de Reciclado de Computadoras, y diversos programas sociales, entre ellos, un Programa de Microcréditos, una Feria Comunitaria, el Centro de Construcción de Ciudadanía, enseñanza en apoyo escolar, ingles, computación, guitarra, manualidades, folklore y otros.

Sabemos que la educación es la base de una sociedad mejor, por ello aspiramos a que en un futuro no muy lejano, podamos inaugurar nuestra propia escuela primaria.



© FeArCA | XXIV CONGRESO MERCOSUR Y LATINOAMERICANO DE AVIACIÓN AGRICOLA
Todos los derechos reservados