MOVIL - MENOR A 768
TABLET - ENTRE 768 Y 992
PC - ENTRE 992 Y 1200
PC - MAYOR A 1200

Noticia

Segundo día de alto vuelo

agosto 21, 2015

Segundo día de alto vuelo

En el inicio de la jornada, el Ing. Augusto Piazza comentó al auditorio el resultado de un trabajo de medición de deriva que fue revelador. “Hicimos un trabajo científico con el tema de la deriva, porque sabemos la cantidad de producto que aplicamos en el cultivo pero no qué cantidad llega en caso de una deriva. Los resultados se realizaron con absorción atómica buscando la traza de sulfato de cobre”. Los resultados dejaron sin palabras a los asistentes: “Las dosis de cobre que llegaron estuvieron por debajo de las 300 veces y 16 veces por debajo del nivel sin efecto permitido. Podemos demostrar que si un vecino está expuesto por causa de una gota de deriva, la cantidad de producto que le va a llegar no le causará ningún daño”, explicó.

Un poco más tarde, los responsables de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), de la Junta de Investigación de Accidentes de la Aviación civil (JIAAC), y del Ministerio dde Agricultura de la Nación, brindaron la perspectiva sobre la normativa, la seguridad y las pautas de aplicación.  

Living y autocrítica

Acto seguido, se realizó un enriquecedor living con periodistas de la prensa especializada, donde el tema comunicacional fue el eje del debate con los cronistas llegados de todo el país.

Además, el panel fue enriquecido con la presencia de la presidenta de AAPRESID, “Pilu” Giraudo, quien estuvo en teleconferencia, y en referencia al tema en cuestión, remarcó que “necesitamos políticas públicas adecuadas que nos acompañen. Necesitamos que nos dejen exportar para producir alimentos de la mejor manera”.

“El campo está en todos lados, no sólo en los alimentos”, dijo Nicolás Razetti de Canal Rural. A su turno, Juan Carlos Grasa de la revista Horizonte Cero sostuvo que comunicamos muy bien hacia adentro pero muy mal hacia afuera. “Tenemos que dejar de hacer terapia, es el productor quien debe salir a mostrar lo que hace, humanizar el tema”. Mauricio Bártoli hizo hincapié en dar la pelea en la opinión pública desde abajo, con las escuelas, verdaderas transmisoras de la cultura y los hábitos. Luego, Fernando Mahmet apeló a la legislación y a “nosotros mismos a la hora de ser mejores comunicadores”. Belisario Saravia Olmos, brindó el panorama local, con campamentos de productores en distintos lugares de la provincia junto con Tucumán, Chaco, Formosa, etc. “De 10 van a quedar 6 o 7 con suerte”, adelantó. “Falta coraje y seguridad jurídica”. Gerardo Gallo de Radio Mitre, por su parte, dijo estar viviendo una nueva etapa cuando hay que comunicar otras cosas, “el resto del mundo no sabe que pasa en el campo”. Santiago Rivas, coincidió en la comunicación como eje central. “A la gente no le interesa el tema técnico, pero deberíamos apelar a mostrar qué pasaría si no se usaran los agroquímicos”. “El mundo tiene hambre”, dijo el brasilero de Sindag. El único camino es la tecnología, y los aeroaplicadores no estamos matando personas, estamos protegiendo los alimentos. Ellos quieren proteger, nosotros también”.  

El Ingeniero Oliva, del Ministerio Asuntos Agrarios de Buenos Aires  dijo estar en una problemática muy compleja de una gran social, con la necesidad de generar en los operarios un sentido crítico de lo que están haciendo.

“Nosotros también somos ambientalistas”, cerró Juan Carlos Grasa. “Ellos están atentando contra la salud pública”, dijo Germán Gross.

Terrorismo y justicia

Con esas palabras describió el Ing. Daniel Igarzábal la postura de algunas entidades ambientalistas. “Existe una percepción social que la aplicación implica contaminación, sin embargo no hay pruebas concretas que así lo demuestren. Nosotros nos propusimos definir la contaminación, utilizando un método específico que arrojó que la gente está expuesta unas 2.000 veces menos que lo que exigen las organizaciones sanitarias. Estamos perdiendo 5 a 0 y seguimos metiendo defensores, tratando de demostrar que no es cierto lo que se dice”.

Ricardo Garbers

“Necesito saber lo que pierdo, sino es ir con los ojos tapados a 100 km. Los hábitos locales, las características de la región, la información técnica local, etc.” Para Garbers, hay 3 factores a tener en cuenta: el servicio de la maquinaria, el equipo de apoyo y la gente. “Los factores de la producción eran tierra capital y trabajo (SXX), pero eso hoy se invirtió. Primero está el trabajo, la tierra tampoco es necesaria (un pool llegó a sembrar 300 mil has. y hoy cero, porque las alquila), el trabajo es capacidad y capacitación, hoy es lo más importante. ¿Dónde encuentro un encargado o un piloto? Ya no se dice mano de obra, hoy se dice cerebro de obra, ya no se trabaja más con las manos, sino con el cerebro o un joystick. Trabajo es ele quipo humano, la parte más importante de la empresa”.

Finalmente, la gente de AeroGálvez disertó sobre el tema de los combustibles para la actividad aérea, y explicó el proyecto que avanza para la generación nacional de combustible de avión.


© FeArCA | XXIV CONGRESO MERCOSUR Y LATINOAMERICANO DE AVIACIÓN AGRICOLA
Todos los derechos reservados